Blog

Firma Digitalizada Biométrica

image

Qué es la firma biométrica

La biometría (link a Wikipedia) es el estudio de métodos automáticos para el reconocimiento único de humanos, basándose en los rasgos o características únicos, tanto rasgos de conducta como físicos. Por lo tanto, la firma digitalizada biométrica es el método automático utilizado para el reconocimiento de humanos basándose en los rasgos propios de la firma manuscrita de cada individuo. La firma digitalizada biométrica permite capturar la firma manuscrita utilizando dispositivos de captura especiales para ello (tabletas digitalizadoras), que capturan además del propio grafo “imagen” de la firma, los rasgos característicos y únicos de cada firmante, aquellos que lo identifican de manera unívoca, rasgos inherentes al individuo que permiten autenticar su identidad. Estos rasgos biométricos, son principalmente, la velocidad y aceleración en el trazo de la firma, la presión con que se firma, y las inflexiones y los cambios de dirección; además de capturar el vuelo del lápiz mientras se firma. Nuestras soluciones de firma biométrica se ven apoyadas tanto en la certificación de seguridad desarrollada (ver aquí) por empresa especializada en seguridad como por el dictamen del bufete de abogados Bercovitz y Carvajal (ver aquí)
image

Dónde y cómo se aplica la firma biométrica

La tecnología de firma digitalizada biométrica permite la firma de documentos en formato electrónico desde el origen, sin necesidad del papel. Cualquier trámite empresarial o privado que requiera de firmas de las partes, puede ser realizado mediante esta tecnología. Permite que los clientes o usuarios realicen firmas manuscritas sobre los documentos a firmar, en formato electrónico sobre tabletas digitalizadoras, con un nivel de confianza similar al de la firma sobre papel y con la misma validez legal y jurídica. Esto es gracias a que el documento se guarda y certifica teniendo en cuenta no sólo el grafo del firmante sino también otros datos biométricos, debidamente cifrados y con todas las garantías de autenticidad e integridad. Todo ello avalado por un tercero de confianza que es custodio de las claves de cifrado y sellado de los documentos. Permite realizar las operaciones cotidianas de firma de documentos de cualquier tipo (contratos, albaranes, recibos, facturas, ….), independiente del sector industrial, contenido, tamaño o forma del documento. Mediante la verificación en tiempo real de la firma, se consigue un mayor control sobre el firmante, evitando intentos de fraude o de suplantación de identidad, al tiempo que permite controlar los procesos de firma y guardar el rastro y la traza de las firmas realizadas.